Inicio / Pronósticos / Baloncesto / LEB Oro: ICL Manresa – Club Melilla Baloncesto
LEB Oro: ICL Manresa – Club Melilla Baloncesto
Arranca la final de los Playoffs de la LEB Oro. (Foto: naciodigital.cat)

LEB Oro: ICL Manresa – Club Melilla Baloncesto

Buenas a todos. Vamos con un pronóstico de LEB Oro.

Se enfrentan ICL Manresa y Club Melilla Baloncesto en el Nou Congost. Primer partido de la final por el ascenso a la Liga Endesa.

ICL Manresa, entrenado por Diego Ocampo desde el primer partido de estos Playoffs tras la destitución de Aleix Duran, superó con facilidad la anterior ronda frente a Palencia. Se impuso en el Nou Congost en dos partidos no exentos de polémica, y remataron la serie en el tercer partido, disputado en Palencia, en el que ganaron con algo más de autoridad [76-83].

El conjunto manresano ha experimentado una evolución muy positiva en las dos anteriores eliminatorias. En la primera, ante Leyma Coruña, se mostraron muy irregulares, capaces de lo mejor y de lo peor, pero tras verse 2-1 abajo consiguieron imponerse en el cuarto y quinto encuentro gracias a su mayor experiencia y calidad.
En la serie frente a Palencia han sacado todo su potencial a relucir, y han demostrado tener asimilados los conceptos que Diego Ocampo quería desde su llegada que asimilaran.

Cuentan con una plantilla con una calidad y capacidad física brutales, en la que cualquier jugador es capaz de anotar. Está formada por los bases Lluís Costa, con experiencia en Liga Endesa, en la que disputó partidos la temporada pasada en el propio Manresa; Jokubas Gintvainis, joven base lituano que anota, asiste, y da una rotación de calidad a Costa; el escolta Gabriel Iffe Lundberg, algo irregular bajo mi punto de vista, pero es capaz de tapar sus errores en los días malos gracias a su portentosa capacidad física; los aleros Álvaro Muñoz, básico en los esquemas de Ocampo [promedia 27:01 minutos por partido en estos Playoffs, con un 43,9% de acierto en triples], y Noah Allen, que en sus 18:53 minutos por partido en estos Playoffs está rindiendo a gran nivel, anotando un 50% de los triples que intenta.
En la línea interior, como he comentado, cuentan con los ala-pívots Ashley Hamilton, que cuenta con unas cualidades físicas que asustan; y Nacho Martín, jugador claramente de nivel ACB que se está mostrando muy dominador en esta serie. En la posición de pívot, cuentan con Jordan Sakho, que ejerce un buen papel de rotación para Jordi Trias, indiscutible ‘5’ titular en Manresa. En estos Playoffs, pese a estar a final de temporada y contar ya con 37 años, está promediando 27:23 minutos, 12,6 puntos, 8,6 rebotes y 2,6 asistencias por partido, para una valoración media de 18,8. Las cifras hablan por sí solas, y es que Trias, a pesar del paso de los años, todavía conserva su enorme calidad.

El Club Melilla Baloncesto de Alejandro Alcoba se presenta a esta final tras haber superado al CB Prat en cinco durísimos encuentros. Pudieron cerrar la serie el domingo en cuatro envites, pero el Prat consiguió alargarla ganando ese cuarto, y en el quinto, un parcial de 8-16 en el último cuarto permitió a Melilla ganar por un punto [63-64] y acceder a esta final, que se presenta muy complicada para el conjunto de la ciudad autónoma.

Alejandro Alcoba, que disputará su segunda final en tres años, tiene a su disposición a una de las mejores plantillas de estos Playoffs. En el base cuenta con Dani Rodríguez, probablemente el mejor base nacional de la competición; y Miki Servera, buen defensor con experiencia en ACB que desempeña un rol secundario en el equipo. En el escolta, encontramos a Diego Kapelan, uno de mis jugadores favoritos de la competición. Se trata de una metralleta desde el triple. Además, cuenta con otras cualidades, como buena visión de pase y su capacidad reboteadora. También cuentan en esa posición con Edu Durán, otro tirador. En el alero cuentan con Filip Djuran, tirador al que se le están atragantando estos Playoffs [3/21 en triples, 14,3%]. Pablo Almazán es el otro ‘3’ de Melilla. Jugador que cumple su séptima temporada en LEB Oro, se trata del capitán del equipo. Destaca por su altura [2 metros], que le ayuda a ser un muy buen defensor en su posición. La experiencia que aporta es fundamental para los de Alcoba.
En el juego interior es donde se halla uno de los principales puntos fuertes de Melilla. En el ‘4’, el ala-pívot, cuentan con Mamadou Samb, que con sus 2,10 metros de altura, ejerce un buen trabajo de intimidación. Además de la amenaza interior que supone en ataque, durante la fase regular promedió un 44,6% de acierto en el tiro de tres, lo cual le permite abrir el campo y sacar a los interiores rivales de su “hábitat natural”. En esa posición cuentan también con Javi Lucas, jugador de menos relevancia que Samb, pero que en los minutos que está en pista es muy correcto. Es una garantía de compromiso y trabajo en la rotación del ‘4’ titular.
Como pívots, se encuentra una de las mejores parejas que se puede encontrar en la competición: Fran Guerra, pieza clave en el proyecto melillense que promedió 11,8 puntos, 6,7 rebotes y 2,8 asistencias para una valoración media de 16,5 tantos por partido en la fase regular. En los Playoffs, esas cifras se han visto incluso aumentadas: ha promediado 11,8 puntos y 7 rebotes, con un 65,7% de acierto en tiros de campo, para una valoración media de 18,4 tantos por partido. Le acompaña en la posición Massine Fall, jugador de rotación muy completo. Cuenta con un gran poderío físico, y realiza un buen trabajo de intimidación en la zona.

Bajo mi punto de vista, la clave de este partido va a estar en el descanso. La situación de ambos equipos en este aspecto es totalmente opuesta: mientras Manresa llega con 7 días de descanso tras superar a Palencia por la vía rápida [3-0], Melilla disputó el martes el quinto encuentro de la serie frente al Prat, una eliminatoria que ha resultado ser durísima a nivel físico y mental, ya que el conjunto de Arturo Álvarez es de esos que te llevan al límite en esos aspectos. Este es, por tanto, el cuarto partido que disputarán los de Alcoba en siete días, algo que a estas alturas de la temporada, y en una plantilla tan veterana como la de Melilla, acabará notándose.

Además, Melilla no ha vuelto a la ciudad autónoma tras el quinto encuentro del martes frente al Prat, sino que se ha quedado en tierras catalanas para preparar el encuentro. El miércoles tuvieron jornada de descanso -algunos jugadores hicieron trabajo voluntario-, ayer jueves realizaron una sesión táctica, y hoy han realizado la habitual sesión de tiro. Sinceramente, parece una preparación algo insuficiente.

El propio Alcoba ha realizado las siguientes declaraciones en la rueda de prensa previa a este encuentro: «Me hubiera gustado contar con algún día más para ajustar situaciones en las que Manresa es muy peligroso», «Me preocupa que físicamente estemos bien para aguantar la exigencia física que nos van a poner, porque está claro que va a ser una eliminatoria totalmente diferente a la anterior. En segundo lugar, me preocupa como estén las cabezas de mis jugadores. Es necesario cambiar el chip y ser conscientes de que estamos ante un partido muy importante».

Y es que es cierto. Pasar en apenas tres días de disputar una eliminatoria frente a un equipo tan defensivo y correoso como el Prat a disputar una totalmente distinta ante un equipo repleto de calidad como Manresa, no será fácil. Pero no solo es el cambio de rival, sino también de pabellón. El Joan Busquets es un pabellón que, pese a apretar, se queda un tanto pequeño. En cambio, el Nou Congost es otro nivel. En estos Playoffs se ha vivido un ambiente de ACB en el templo manresano, y hoy no hay motivo para que no sea igual, o incluso mejor.

Otra de las claves será el juego interior. Si Manresa, que cuenta con interiores muy experimentados como Jordi Trias o Nacho Martín, consigue anular a Fran Guerra, Manresa habrá dado un paso muy importante para lograr el ascenso. Y es que Melilla sufre importantes desconexiones cuando su pívot titular es frenado en seco, ya que no se genera movimiento ni necesidad de ayudas en la defensa rival, y no se consigue generar espacio para que los tiradores melillenses, importantes en su juego ofensivo, tiren librados.

Con todos estos condicionantes, considero que Manresa debería ganar hoy por una diferencia superior a los cinco puntos, por lo que este HA -5.0 me parece interesante.

Tipster: Javier (@_JavierV_)
Apuesta: ICL Manresa HA -5.0 – Cuota: 1.80 (MarathonBet)
Stake: 2/10 – Probabilidad: 65%
Fecha y Hora: 01/06/2018 – 21:00
Resultado: ICL Manresa 83 – 76 Club Melilla Baloncesto
Ganancia: +1.60u
¿Vas a seguir este pronóstico? Compártelo:
¿Vas a seguir este pronóstico? Compártelo:

Acerca de Javier Stat

Javier Stat
Amante del deporte. Colaboro en el Pensador de Apuestas.
Simple Share Buttons